Cuando el amor llega (por internet)

Holas!!!

Primero que nada, siento mucho el haber tardado tanto para postear de nuevo, pero si han seguido de alguna manera mis noticias en Facebook sabrán que mi esposo y yo nos tomamos algunos días de vacaciones para pasear por la parte norte de la Isla de Creta, en Grecia. Y obviamente, nos desconectamos del mundo sin ningún artilugio tecnológico al lado que nos interrumpiera la vida de paraíso que estábamos llevando ;)

mythos jugo naranja

Un jugo de naranja recién exprimido y una cerveza griega bien fría, Mythos  

Pero bueno, vuelvo feliz y recargada de energías para postear de nuevo. Y creo que ya es hora de que les cuente algo mio, no? Digo, algo super personal que sólo nuestros familiares y amigos mas cercanos saben y que quisiera compartir con ustedes porque creo que es posible derribar ciertos clichés con algunas historias de amor como la nuestra.

Estando en Grecia, el dueño del hotel donde nos hospedamos -Giorgo, buenísima gente- nos comentaba lo bonito y lo bien que se nos veía juntos. Y en realidad no era sólo porque estuviéramos de vacaciones, sino algo muy normal, ya que nos llevamos bastante bien y tratamos de transmitirlo. Y bueno, al saber que Geert es belga y yo peruana, pues la pregunta de Giorgo se caía de madura: “¿¿Cómo se conocieron???”…

Debo admitir que al inicio de la relación, allá por 2009, normalmente no decíamos la verdad porque nos queríamos ahorrar comentarios negativos que nunca faltan, pero después de un tiempo asumimos que el inicio de nuestro amor era tan normal en estos días como cualquier otra situación, asi que ahora lo decimos abiertamente: NOS CONOCIMOS POR INTERNET, más aún, a través de uno de esos portales-busca parejas.

angela geert manos elafonisi

 Comparando el tono de bronceado… yo gané! 

Imagino que a muchas y muchos de ustedes no les debe sorprender, porque obvio es casi lo primero que uno piensa cuando conoce a una pareja con orígenes distintos en estas épocas. Pero lo que si sorprendió a Giorgo y a mucha gente a estas alturas es que después de tres años y casi cinco meses de relación, con un matrimonio celebrado recién en octubre pasado, viviendo juntos casi desde el inicio, SIGAMOS JUNTOS…

Lo que nos comentaba Giorgo, y también algunas otras personas que saben la historia es que normalmente las relaciones que se inician por internet, terminan mal. Que hay mucho engaño, que la gente dice sólo lo que le conviene, que te puedes enamorar de un loco o un psicópata o de una caza fortunas que te desvalija a la primera de cambio… Y bueno, si finalmente logran conocerse y vivir juntos, las diferencias culturales son tan marcadas que la mayoría no logra sobrepasar la prueba y el barco se hunde sin remedio…

Y yo les doy la razón… es cierto! Estamos cansados de leer y ver en las noticias historias de lo más desalentadoras que empezaron por internet y terminaron quién sabe cómo -obvio de muy mala manera-, y por otro lado, las diferencias culturales juegan un rol importantísmo en la relacion, uno que desconocemos hasta que se empieza a compartir espacios comunes.

Pero si hay riesgos, que definitivamente los hay, se adoptan medidas para minimizarlos. Y si hay diferencias tan grandes que a veces parecen insalvables se conversa, tanto como sea necesario hasta llegar al punto común de entendimiento, de ser posible.

No les diré que nuestros inicios como pareja de carne y hueso fueron perfectos porque estaría mintiendo. Hubo muchos desencuentros y discusiones, momentos en los que yo pensaba por qué me había metido en algo así, y en los que estoy segura él pensaba que era mejor dejarlo todo allí. Pero si algo nos mantuvo unidos fue el amor inmenso que nos teníamos (y tenemos) uno al otro, y que nos hacía remar en la misma dirección. Para ello, lo más importante siempre fue conversar a fondo cada problema, sacar conclusiones y llegar a ciertos acuerdos. Había voluntad de sobra para comprendernos, y no pensábamos dar el brazo a torcer a la primera de cambio.

Y tal parece que luego de estos tres años y medio juntos logramos demostrar a todos aquellos que decían que no funcionaría, que con decisión y mucho amor todo es posible. De hecho, actualmente las cosas se dan de una forma muy natural y fluida, aunque bien sabemos que mantener nuestra relación como en cualquier otro caso, es una labor de día a día. Pero no nos quejamos en lo más mínimo porque el resultado hasta hoy es bastante positivo.

angela geert elafonisi

 En Elafonisi, una isla preciosa de aguas transparentes como el cristal…

Entonces, cariños mios, de que se puede, se puede, siempre que se quiera… Hay que ponerle mucha voluntad y más que nada y por encima de todo, mucho amor. Finalmente, el inicio de una pareja no define de ninguna manera su futuro… Eso si, ya les daré más adelante mis tips de sobrevivencia :P

¿Y ustedes qué piensan respecto de las relaciones por internet? ¿Están de acuerdo? ¿Se arriesgarían así?

Besosososos!

About these ads

  1. Ana

    Mi ahora-esposo alemán y yo también nos conocimos por internet, aunque no por un portal busca parejas sino por uno de perfiles profesionales. Fuimos amigos y solo amigos durante seis meses antes de darnos cuenta que había lago más que empezaba a crecer y que ya ninguno podía evitar ver.
    Nosotros también hemos tenido las reacciones comunes cuando decimos que nos conocimos por internet, e incluso las reacciones donde la duda sobre la credibilidad de nuestra relación era evidente en las caras de los demás, especialmente en la de amigos de él. (Razonables, porque siempre hay cabida al ya viejo, usadísimo pero aún utilizado artilugio de la latina que se casa con extranjero para “escapar”, para tener “una mejor vida”.) Nunca le dimos importancia, pero igual fastidiaba un poquito.
    Espero que a estas alturas, tras dos años de relaciones y dos y medio de matrimonio, ya el cliché haya caído en desuso, al menos en mi caso.
    Aunque la verdad no nos importa porque es nuestra relación y de nadie mas. :)

    Felicitaciones a ustedes dos y que sean muchos años más de felicidad!

    Me gusta

    • Ana! gracias por compartir tu pequeña historia. Y si, es cierto, en realidad los clichés y comentarios negativos no deben ser tomados en cuenta al interior de la relación. Mientras que la pareja se sienta bien y sea feliz, lo demás es accesorio. Nosotros hemos pasado ya de ver caras sorprendidas por la manera en la que nos conocimos, a ver otras igualmente impresionadas porque todavía duramos… Si supieran que planeamos llegar a viejitos! jajaja… Besos!!

      Me gusta

Me interesa saber tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 652 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: